La suma del todo

La suma del todo

Un guiño cómplice, el pulso a mil revoluciones y un ligero estremecimiento.

Hay imágenes que hablan por sí solas. Pequeños gestos y diminutos detalles que pueden pasar desapercibidos si no se presta atención. Pequeñas recompensas que saben a triunfo, y que nos perdemos, si no somos lo suficientemente pacientes de esperar a que lleguen.

Paciencia. Es lo que siempre nos...

0 comentario

Únete a la conversación en Buenday!