LA VEINTENA DE LAS ESTRELLAS

LA VEINTENA DE LAS ESTRELLAS

Tengo en la cabeza tornados de pensamientos cruzándose. Estampándose. Tengo el corazón cogido. Exacto, cogido. Como si alguien lo estuviera sujetando con su mano y sus cinco dedos. Y lo estuvieran apretando, pero solo un poco. De una manera notoria, pero sin dolor. Una forma que te corta la respiración tan solo unos segundos. Como un susto en el que contienes la respiración tres...

0 comentario

Únete a la conversación en Buenday!